NUESTRA HISTORIA

hipolito viña.jpg

Después de toda una vida dedicada a la investigación y de un minucioso trabajo para recuperar la Malvasía de Mallorca, ha llegado el momento de disfrutar de sus aromas y sabores, son la esencia pura del carácter mediterráneo.

 

La malvasía de Banyalbufar (Mallorca) es una variedad de uva de prestigio, premiada repetidamente en París y en Viena a principios del siglo XX. La Malvasía de Banyalbufar y la viticultura en bancales frente al mar, va perdiendo interés y prácticamente desaparece a finales del siglo XX.

Cuando se intenta recuperar a partir de las pocas cepas remanentes presenta una multi-infección de virus hace inviable su crecimiento.

La recuperación se consigue mediante cultivo de meristemos “in vitro” y a un trabajo minucioso y prolongado realizado en los laboratorios e invernaderos de la UIB y la Conselleria de Agricultura. Conseguimos ejemplares libres de virus, que multiplicamos y que finalmente obtuvieron la certificación oficial de “libres de virus”.

Así que, al pensar en plantar un viñedo en una finca de mi esposa, Magdalena LLabrés en Inca, estaba claro que mi vocación era plantar Malvasía de Banyalbufar. Probar en el campo real lo que tantos años he trabajado como investigador en viticultura.

Hoy, ya tenemos el vino, de nombre NACRA gracias a la prudente y minuciosa labor de Pedo Balda en la bodega, el vino recoge la larga esencia y el brillo que siempre tuvo la malvasía de Mallorca y responde a los aromas, sensaciones y armonías propios de esta Malvasía

EL VIÑEDO

IMG_20190617_194244.jpg

El viñedo, Can Corró, está en los alrededores de Inca, en el centro de Mallorca. Una finca de 2 hectáreas, con frutales mediterráneos, casa de Pagés y jardín y viña.

La plantación se hizo en 2015, con planta certificada multiplicada a partir de nuestras obtenciones en laboratorio. Junto a la Malvasía plantamos Giró Ros, otra variedad mallorquina minoritaria blanca en la que trabajamos para conseguir su recuperación, también con un pasado de prestigio.

El suelo, es suelo de aluvión torrencial, pedregoso con una granulometría limoso-arcillosa, pH ligeramente alcalino, como es habitual en Mallorca y el viñedo se plantea con una orientación NE-SO para favorecer la circulación de las brisas marinas que diariamente airean la zona, aunque la plantación esté a 25Km de la costa.

El clima mediterráneo con precipitación moderada (600mm), elevada insolación y larga sequía estival conlleva la necesidad de riego que se aplica muy moderadamente. Desde la brotación a final de marzo a la vendimia hacia finales de agosto, van cinco meses de dedicación permanente al cultivo.

La Malvasía es muy vigorosa, con pámpanos largos y es muy sensible a enfermedades por lo que resulta un cultivo delicado, que exige mucha dedicación. La cosecha es aceptable, no muy abundante, pero con racimos grandes, de bayas sueltas, de un amarillo brillante y de muy agradable sabor. La cosecha, ofrece un mosto de buena calidad y con una acidez muy apreciable para iniciar el proceso de elaboración en bodega

 

Tratando de asegurar la mayor sostenibilidad ambiental del viñedo, de mejorar el suelo y la biodiversidad ambiental, hemos optado por el cultivo ecológico y con producciones moderadas.

ceci_viña1.jpg

Cecillia Carámbula Amalfi,  Asesora y Encargada del viñedo.

Ingeniera Agrónoma desde el año 2001, especializada en la gestión ecológica: tratamientos con extracto de plantas, diferentes tipos de compost, abonos verdes, mulching...

Forma parte del grupo de investigación 'Biología de las plantas en condiciones mediterráneas''.

Ha estado trabajando en el proyecto de recuperación y saneamiento de la malvasía de Banyalbufar desde el año 2004.

Ha estado trabajando en varias viñas y bodegas de Mallorca y actualmente además de llevar este viñedo, trabaja en dos proyectos de investigación vinculados a la viña, recuperación de variedades minoritarias de la viña de las Islas y otro sobre la optimización de la eficiencia del uso del agua y del nitrógeno en la vid y de la calidad de uva y el vino.